De Escarlata O’Hara a Lady Olivier: el testamento definitivo de Vivien Leigh

El día de Sant Jordi de 1939, Sir Laurence Olivier escribió a su amada lo siguiente: “Realmente te amo y te adoro, mi Jewelkin. Estás en mis pensamientos y noto fuertemente tu peso en mi corazón todo el tiempo. Solo existo cuando te veo de nuevo y ni eso es suficiente”. El muy romántico actor se dirigía por carta a la que fue el amor de su vida, Vivian Leigh. Olivier tuvo la fortuna de poder amarla. A quienes el estreno de Lo que el viento se llevó nos pilló en donde moran las almas antes de venir al mundo, debíamos conformarnos con admirar el talento y belleza de Leigh en la pantalla. Hasta ahora.

Cerca de 10.000 piezas que pertenecieron a quien dio vida a Escarlata O’Hara recalarán en junio en el museo Victoria and Albert (V&A) de Londres. La exposición ‘Vivien Leigh: caras públicas, vidas privadas’ incluye guiones, bocetos de vestuario, fotografías y negativos, premios (cosechó un Oscar por cada uno de sus papeles más memorables: además de la inmortal Escarlata, la Blanche DuBois de Un tranvía llamado deseo), agendas, un libro de recortes de prensa elaborado por ella misma, vestidos, recuerdos personales, la documentación de sus divorcios y centenares de cartas, algunas con remitentes tan relevantes como Winston Churchill, Bette Davis, Tennessee Williams y hasta la reina madre. El V&A Museum hizo una oferta a los nietos y herederos de la actriz en 2013, coincidiendo con el centenario del nacimiento de Leigh. Finalmente, hubo acuerdo y la exposición viajará del National Trust de Nymans en West Sussex al museo londinense, donde podrá verse del 1 de junio a la 4 de septiembre. Quien tenga mucha prisa, ya puede informarse on-line.

Vivien Leigh (1913-1967) y Laurence Olivier (1907-1989) en una foto tomada en 1948 en Nueva York. (Photo by FPG/Archive Photos/Getty Images).

Colab.LV

El amor entre Vivien Leigh y Laurence Olivier nació sobre las tablas. Al menos, el flechazo que llevó a él: Olivier, casado con Jill Esmond, quedó pasmado al acudir al Ambassador’s Thatre de Londres y ver a la joven Vivien interpretar a Henriette Duquesnoy en La máscara de la virtud . Ella estaba casada entonces con Herbert Leigh Holman. El destino hizo que dos años después coincidieran en la película Inglaterra en Llamas y ambos se decidieron a ser tan infieles como Brad Pitt a Jennifer Aniston cuando se rozó demasiado con Angelina Jolie interpretando a los señores Smith y, pongamos por caso, como Pastora Vega a Imanol Arias cuando se encontró con Juan Ribó en la serie Unidad Central Operativa. Esto no lo decimos nosotros, lo dijo la ex de Ribó en la revista Semana.

Horizontal

Vivien Leigh, memorable Escarlata en ‘Lo que el viento se llevó’

Hemeroteca

Divorciados ambos de sus respectivas parejas y con una hija ella de Leigh Holman, se casaron en 1940. Las primeras fisuras en tan apasionado matrimonio aparecieron tras los primeros síntomas de trastorno bipolar en la actriz. En su biografía, Olivier se refirió a la enfermedad de este modo: “A lo largo de su posesión por ese monstruo, con sus mortíferas espirales cada vez más estrictas, conservó la habilidad para ocultar su verdadera condición mental a casi todos, excepto a mí”. El estado emocional de la actriz se agravó tras un aborto espontáneo y el divorcio llegó en 1960. Por entonces, ya le costaba trabajar con normalidad. Ese mismo año se fue a vivir con el también actor Jack Merivale. En 1967 a Leigh le fue diagnosticada tuberculosis, enfermedad que ya sufriera 12 años antes, pero que esta vez, inexorablemente, se la llevó como el viento en julio de ese mismo año. Cinco semanas antes, Sir Laurence Olivier le escribió su última carta de amor; ella jamás dejó de usar el título Lady Olivier.

We would like to say thanks to the writer of this write-up for this remarkable web content

De Escarlata O’Hara a Lady Olivier: el testamento definitivo de Vivien Leigh

Cool N Spicy