Naomi Osaka necesita de otro descanso tras perder en el Abierto de EE.UU; esperemos que le vaya bien

Un día emocionante que incluyó victorias sorprendentes de los jóvenes de 18 años Leylah Fernández y Carlos Alcaraz, luego se tornó triste cuando una llorosa Naomi Osaka dijo que se tomará un descanso del tenis para lidiar con los problemas de salud mental que previamente la llevaron a retirarse del Abierto de Francia y saltarse Wimbledon.

Osaka, cabeza de serie número 3 y vigente campeona del Abierto de Estados Unidos, lanzó su raqueta y no pudo ocultar su frustración cuando Fernández remontó el viernes por la noche para ganar la tercera ronda por 5-7, 7-6 (2) y 6-4. Durante una conferencia de prensa, Osaka se disculpó por su comportamiento infantil, pero sugirió que reflejaba sus problemas actuales.

“Normalmente, me gustan los desafíos. Pero últimamente me siento muy ansiosa cuando las cosas no salen como yo quiero, y creo que eso se nota. No estoy realmente segura de por qué sucede de la manera en que está ocurriendo ahora”, dijo Osaka, quien a principios de este año reconoció que ha luchado contra la depresión desde que ganó el Abierto de Estados Unidos en 2018.

Respondiendo en inglés a una pregunta realizada en japonés, añadió: “Cuando gano no me encuentro contenta y feliz. Me siento más bien aliviada. Y luego, cuando pierdo, me pongo muy triste. No creo que eso sea normal. Realmente no quería llorar, pero básicamente me siento como…” Se le salieron las lágrimas, pero insistió en continuar.

“Básicamente siento que me encuentro en este punto en el que estoy tratando de averiguar lo que quiero hacer, y honestamente no sé cuándo voy a jugar mi próximo partido de tenis”, comentó, de nuevo llorando. “Lo siento. Sí. Creo que me voy a tomar un descanso y no jugaré durante un tiempo”.

La canadiense Leylah Fernández, de 18 años, celebra durante su victoria en tercera ronda contra la tercera cabeza de serie Naomi Osaka.

(John Minchillo / Associated Press)

Fernández nació en Montreal, pero se entrena en Florida. No tuvo miedo a Osaka, que estaba descansada pero no preparada para el partido después de avanzar por un pase automático en la segunda ronda. “Desde el principio, justo antes del partido, sabía que podía ganar”, indicó Fernández, que ocupa el puesto 73 del mundo. “Quería dar un espectáculo a todos los presentes”.

Ella y Alcaraz convirtieron el viernes en el Día del Espíritu Adolescente en el estadio Arthur Ashe, faltando al respeto a sus mayores con sus precoces actuaciones. Si ellos son el futuro del tenis, como prometen sus habilidades y su aplomo, será más fácil soportar los abandonos de los queridos, pero envejecidos campeones que han llevado este deporte durante tanto tiempo y de una manera formidable.

Alcaraz protagonizó la primera sorpresa del día al imponerse por 6-3, 4-6, 7-6 (2), 0-6 y 7-6 (5) al griego Stefanos Tsitsipas, cabeza de serie número 3. Al final, Alcaraz se dejó caer de espaldas en la pista azul y se empapó de la ovación de los aficionados, que se contagiaron rápidamente de su juego agresivo y su capacidad de recuperación.

“No tengo palabras para explicar lo que siento ahora mismo”, señaló. “No sé lo que ha pasado en la cancha. No puedo creer que le haya ganado a Stefanos Tsitsipas en un partido épico. Para mí es un sueño hecho realidad”.

Clasificado en el puesto 55 del mundo, Alcaraz llamó la atención a principios de este año cuando alcanzó la tercera ronda del Abierto de Francia como clasificado. Es el jugador más joven en conseguir la tercera ronda de un gran torneo desde que Rafael Nadal lo hiciera en el Abierto de Australia de 2004 a los 17 años.

Stefanos Tsitsipas, top, walks to the net after losing to Carlos Alcaraz during the third round of the U.S. Open.

Stefanos Tsitsipas, tercer cabeza de serie camina hacia la red tras perder ante Carlos Alcaraz, en primer plano, en cinco sets durante la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos.

(Frank Franklin II / Associated Press)

Aunque su reputación ha crecido, Alcaraz sorprendió a Tsitsipas con la guardia baja en el primer set. “La velocidad de la pelota fue increíble. Nunca había visto a alguien golpear la pelota con tanta fuerza”, dijo Tsitsipas, que recibió una advertencia de violación de tiempo y otra de entrenador, pero no se tomó ninguna de las largas pausas para ir al baño que han provocado el enojo de algunos de sus compañeros.

Alcaraz juega con agresividad, pero es capaz de controlar sus emociones bajo presión: lleva 3-0 en los desempates aquí. “Nunca he visto a alguien jugar un quinto set tan bueno, sinceramente”, concluyó Tsitsipas. “Se suponía que era mi partido. Era un juego que no debería haber perdido”.

Alcaraz solicitó la atención de un entrenador después del cuarto set y recibió un masaje en su muslo derecho, aunque dijo que no se había lesionado ni tenía calambres. “Me sentí físicamente en mi límite, creo, al final del tercer set”, dijo Alcaraz. Sin embargo, se recuperó para mantener el servicio en el quinto set y ganó en su tercer punto de partido.

Pocas veces la tercera ronda de un torneo de Grand Slam ha producido tanto juego deslumbrante. “Cada partido es una semifinal”, dijo la cabeza de serie número 12, Simona Halep, tras derrotar a la número 19, la kazaja Elena Rybakina, por 7-6 (11), 4-6 y 6-3.

El sorteo también reunió a una pareja de ganadoras de dos Grand Slam en individuales que han sido número 1 del mundo.

Naomi Osaka returns

Naomi Osaka, que ganó el Abierto de Estados Unidos en 2018 y 2020, devuelve un golpe a Leylah Fernández el viernes por la noche.

(John Minchillo / Associated Press)

En ese, la española Garbine Muguruza superó a la bielorrusa Victoria Azarenka por 6-4, 3-6 y 6-2. En otro duelo de titulares de títulos de Grand Slam, la campeona del Abierto de Estados Unidos de 2016, Angelique Kerber, derrotó a la campeona de 2017, Sloane Stephens, por 5-7, 6-2 y 6-3. Kerber, que ha ganado 17 de sus últimos 19 partidos, se enfrentará a Fernández el domingo en octavos de final.

El Abierto de Estados Unidos de Osaka ha terminado. Esperemos que consiga la ayuda que necesita para volver a ser feliz y segura, independientemente de que eso incluya su regreso al tenis.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí.

We would like to thank the author of this write-up for this awesome material

Naomi Osaka necesita de otro descanso tras perder en el Abierto de EE.UU; esperemos que le vaya bien

Cool N Spicy