No está Simone Biles, pero está Sunisa Lee

La gimnasia artística ha sido mi primer amor. Ir a los Juegos es como nuestra boda

Roxana Popa

————————

Y ya, ya no está Simone Biles.

El desconcierto que le había acompañado en aquel primer ejercicio por equipos, el martes, cuando se había perdido en el aire y ya no sabía dónde se encontraba, le impide acudir al concurso completo y, tal vez, al resto de compromisos que le esperan en Tokio (las finales individuales por aparatos se disputan el domingo y el lunes).

Sin embargo, nos queda su aura. 

El mensaje de Biles sobrevuela el escenario, el pabellón Ariake, colosal estructura diseñada para Tokio 2020 por cuyas tribunas deambulan voluntarios, periodistas, incluso la propia Biles, que no público: estos son los Juegos de la Pandemia.

Simone Biles, la mejor gimnasta de la historia, no ha abandonado para preservarse del virus, sino para salvaguardar su salud mental, y el asunto ha cobrado un vuelo sensacional en Tokio, en el mundo del deporte en general, hasta amplificarse en múltiples direcciones con una potencia inimaginable.

Sunisa Lee en un ejercicio de suelo 

Gregory Bull

Lo que le pasó a Biles es algo así como si usted se levantara por la mañana, pusiera un pie en el suelo y su cerebro no le hiciera caso”



Roxana PopaGimnasta

-La entiendo, todas las gimnastas la entendemos -dice la española Roxana Popa (24) en la zona mixta-. Entre nosotras, entendemos a Biles mejor que nadie. Que te pase algo así cuando estás intentando una burrada, y justo antes de intentar más burradas… Me gusta contar las cosas con ejemplos. Y le pondré uno: lo que le pasó a Biles es algo así como si usted se levantara por la mañana, pusiera un pie en el suelo y su cerebro no le hiciera caso. Es como si, de repente, no supiera caminar.

Los problemas mentales ya no son un secreto, ya no deben obviarse. 

Nos lo pide Simone Biles, personaje universal.


Lee también

Sergio Heredia

LV_Biles abandona la final por equipos

Simone Biles no comparece en la final del concurso completo, pero se asoma a las gradas, se sienta junto a Jordan Chiles y reconforta a las compañeras que abajo le plantan cara a la ley de la gravedad.

Sunisa Lee (18) y Jade Carey (21) sienten el peso de USA Gymnastics, del mundo en general. 

El universo de la gimnasia artística se pregunta qué van a hacer ambas sin su estrella, la mujer que ha hecho de la especialidad una disciplina olímpica de primer orden, tal y como en su día lo habían hecho Larysa Latinina y Nadia Comaneci.

Roxana Popa: “Ha valido la pena”

Hace cinco años, Roxana Popa se replanteaba qué iba a hacer con su vida. Hastiada por sus constantes lesiones de rodilla (tres cirugías, luce un aparatoso vendaje en la derecha), Popa, prometedor talento procedente de Rumanía pero formado en España, le daba vueltas a las cosas. Se preguntaba:
-¿Vale la pena?
Y durante un tiempo había visto el vaso medio vacío.
-No me veía capaz ni de correr hasta el autobús. La rodilla se me dislocaba una y otra vez.
Reaccionaría un tiempo más tarde, sin embargo. En el 2019 firmaba un magnífico sexto puesto en el concurso completo de los Mundiales de Stuttgart. Y ahora acababa 22.ª en Tokio, con 51.533 puntos.
​-No ha salido como quería del todo y siento rabia. Pero, si me lo miro con la cabeza fría, puedo decir que todo esto ha valido la pena.

El mundo nota la ausencia de Biles. 

Sin embargo, halla consuelo en Sunisa Lee, que salva el duelo ante Rebeca de Andrade para apropiarse del oro (57.433, por los 57.298 de la sonriente brasileña) y rescatar a USA Gymnastics, ente tan omnipotente como controvertido que encadena su quinto oro consecutivo en completo, tras Carly Patterson (2004), Nastia Liukin (2008), Gabby Douglas (2012) y Biles (2016).

Sunisa Lee celebra su oro, este jueves en Tokio

Sunisa Lee celebra su oro, este jueves en Tokio 

Martin Bureau / AFP

El triunfo reconforta a USA Gymnastics, organismo que lleva años con el agua al cuello, agobiado por el escándalo Nassar.

Condenado por abusar sexualmente de centenares de gimnastas estadounidenses -256 de ellas habían declarado en su contra ante el juez, y entre ellas Biles-, Nassar nunca saldrá de la cárcel. 

Sin embargo, sus agresiones y sus desmanes pesan sobre USA Gymnastics, que en su día había reaccionado tarde y mal, obviando las señales de alarma que, desde años atrás, emitían centenares de menores, e incluso manteniendo en sus puestos a sus altos mandos, y entre ellos a su ex presidente, Steve Penny.


Lee también

REDACCIÓN

We wish to give thanks to the author of this post for this amazing material

No está Simone Biles, pero está Sunisa Lee

Cool N Spicy