Robbie Williams, Britney Spears o Michael Jackson: así reaccionaron ante los ‘espontáneos’ en el escenario

A veces, más de las que pudiéramos imaginar, aparecen ‘espontáneos’ inesperados cuando un artista – o un grupo – está sobre el escenario en plena actuación. Inexplicablemente, utilizan sus mañas para traspasar férreos cordones de seguridad y consiguen su objetivo. Los motivos son variados… y también la forma en la que reaccionan los anfitriones de tan imprevisibles “visitas”.

Robbie Williams respondió con humor a un morrocotudo empujón que le lanzó fuera del escenario; Britney Spears sintió mucho miedo y preguntó “¿Tiene un arma?”; Michael Jackson no se inmutó y protegió la vida del fan coreano que había saltado a la plataforma que le elevaba por los aires; Adam Levine se enfadó mucho con la mujer que quería abrazarle y Keith Richards no titubeó y dejó noqueado al tipo que corría por el escenario hacia Mick Jagger hacia. Todos ellos tienen algo en común: siguieron su show hasta el final. Aunque la procesión iba por dentro.

Robbie Williams: “No era mi tipo”

Los 7.000 fans que llenaban el estadio Schleyerhalle de Stuttgart se quedaron estupefactos la noche del 21 de Febrero de 2001. Llevaban media media hora disfrutando del concierto de su ídolo, Robbie Williams, cuando alguien salió corriendo desde el ‘backstage’ y le propinó tal empujón que le lanzó fuera del escenario y le hizo caer más de un metro y medio, hasta el área de seguridad. Robbie no le vio venir. Estaba concentrado cantando su hit Supreme. El guitarrista de la banda corrió tras el agresor e intentó agarrarle. Durante el forcejeo, el intruso también cayó al foso, donde fue retenido por el equipo de seguridad.

Robbie Williams, en concierto en 2001. / Martin Philbey/Redferns

Robbie subió de nuevo al escenario y dirigiéndose al público dijo: “No podemos permitir que un idiota como ese nos estropee la noche. Voy a continuar por vosotros”. Y haciendo gala de su característico sentido del humor añadió: “No era mi tipo”. Williams tan solo sufrió heridas leves que no necesitaron atención médica. Seis canciones después, terminó el show.

El agresor, de 20 años, “estaba mentalmente inestable”, según informó una portavoz de Robbie posteriormente. Le llevaron a una clínica psiquiátrica. Un portavoz de la policía de Stuttgart aclaró: “El hombre dijo que el del escenario no era Robbie Williams, que era un impostor, un clon, y quería demostrarlo”. Para el artista fue una experiencia terrible que, en palabras de sus allegados, le tuvo “muy deprimido”. Podía haber sido mucho peor. Nadie entiende cómo fue posible toda esa cadena de fallos en el equipo de seguridad.

Britney Spears: “¿Tiene un arma?”

Britney Spears también recibió una “visita inesperada” mientras actuaba en Las Vegas. Ocurrió en Agosto de 2017, cuando la estrella del pop había terminado de cantar (You drive me) crazy en el auditorio AXIS. Un desconocido irrumpió en el escenario y, afortunadamente, sus musculosos bailarines le descubrieron. Rápidamente rodearon e inmovilizaron al intruso hasta que los agentes de seguridad se hicieron cargo.

Cuando la artista fue consciente de lo que estaba ocurriendo, preguntó: “¿Está todo bien? ¿Qué está ocurriendo? ¿Cuál es el problema?”. Y visiblemente asustada, añadió “¿Tiene un arma?”. Su micrófono fue desconectado mientras dos guardaespaldas la sacaban del escenario. Mientras, sus fans coreaban “¡Te amamos Britney!”. Posteriormente regresó y finalizó el show. El hombre, de 37 años, dijo que no tenía intención de atacar a Spears. Lo único que quería era… bailar.

Michael Jackson protegió al fan coreano

En Octubre de 1996, Michael Jackson ofrecía en Seul uno de los conciertos de su tour mundial HIStory. Estaba cantando Earth song cuando un superfan coreano logró dar esquinazo a los miembros de seguridad y no solo eso: saltó a la plataforma que elevaba al cantante hasta 10 metros por encima del público. Michael parecía también sorprendido, pero le preocupaba más la seguridad del joven y le agarró, temiendo que pudiera caer. Además, le siguió la corriente e incluso incorporó al fan a la actuación. El momento es inolvidable.


1645455630 271873 1645456438 sumario normal

Michael Jackson, durante un show en Brunei en 1996. / Phil Dent/Redferns

Adam Levine: “Estaba realmente asustado”

Adam Levine parecía muy enfadado y maldecía contrariado después de que una admiradora se precipitara sobre el escenario e intentara abrazarle. Maroon 5 tocaba ese 23 de Octubre de 2021 en el Hollywood Bowl de Los Ángeles. Justo cuando sonaba el hit Sunday morning, una una joven se le acercó, y consiguió pasarle un brazo por el hombro antes de que la sacaran de allí. El líder de la banda californiana articuló un ‘fuck’ visiblemente molesto, mientras bajaba el micro y caminaba hacia el otro extremo del escenario. Con los ojos cerrados, sacudiendo las manos.

La reacción de Levine generó las críticas de sus fans, por lo que el cantante tuvo que escribir un mensaje en su Instagram: “Necesito que sepais que estaba realmente asustado, y algunas veces, cuando estás asustado, tienes que retirarte… porque ahí arriba yo estoy haciendo un trabajo”.

Keith Richards: “Una Telecaster es un buen bate”

El 18 de Diciembre de 1981, The Rolling Stones tocaban (I can’t get no) Satisfaction en el Hampton Coliseum (Virginia). De repente, Keith Richards vio a un fan que corría por el escenario e iba hacia Mick Jagger, dos pasos por delante de los miembros de seguridad. Sin titubear, se descolgó su Fender Telecaster e inmovilizó con ella al invasor. A guitarrazo limpio. A continuación, volvió a colgarse el instrumento y siguió tocando. En una entrevista de 2004, comentó que “una Telecaster es un buen bate”.

We would love to thank the writer of this post for this remarkable material

Robbie Williams, Britney Spears o Michael Jackson: así reaccionaron ante los ‘espontáneos’ en el escenario

Cool N Spicy